Nairobi Fulcar Liriano, 16 años, estudiante de 4to. Nivel Medio de la Escuela Ana Ilda Péres Rivas en Los Alcarrizos.
Nairobi Fulcar Liriano, 16 años, estudiante de 4to. Nivel Medio de la Escuela Ana Ilda Péres Rivas en Los Alcarrizos.

Escrito por: Nairobi Fulcar Liriano, 16 años, estudiante de 4to. del Nivel Medio

El maltrato infantil es un tema delicado y escalofriante a través del cual se cometen actos violentos y agresiones que afectan la integridad física y psicológica de los niños, niñas y adolescentes.

De acuerdo con la organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato se define como los abusos y desatenciones que reciben los menores de 18 años, incluyendo maltrato físico, psicológico o sexual que dañen su salud, desarrollo o dignidad, o bien pongan en riesgo su supervivencia.
Entiendo que las autoridades en el país deben tomar medidas urgentes que ayuden a combatir este flagelo, ya que en los últimos días han ocurrido hechos alarmantes de maltrato infantil que han trascendido internacionalmente.
Como es el caso de la embarazada Emely Peguero, de 16 años de edad, quien fue encontrada muerta en una maleta, en la comunidad la Guama en el municipio de Cayetano Germosén en la provincia Espaillat.
La adolescente fue asesinada por su novio Marlon Martínez, y la madre de éste, la señora Marlin Martínez alegadamente pagó RD$100,000 para deshacerse del cuerpo.
Pero no menos cruel, lo sucedido a joven Dioskairy Gómez Ovalle, de 17 años de edad, encontrada muerta con el rosto quemado en la comunidad de Sierra Prieta, Fantino. La menor habría sido asesinada por su padrastro, quien presuntamente confesó el hecho a las autoridades del Ministerio Público.
Me da impotencia saber que hay padres que no le dan la suficiente protección a sus hijos y muchas veces los tratan como si fueren un saco de boxeo. Pero aún más, con personas despiadadas que deciden sobre la vida de niños y niñas, víctimas de una sociedad con pérdidas de valores.