El príncipe Carlos y la princesa Diana se casaron en 1981.
El príncipe Carlos y la princesa Diana se casaron en 1981.

Un documental con material inédito de la princesa Diana hablando sobre su matrimonio y relaciones íntimas con el príncipe Carlos genera polémica en Reino Unido.

Diana: In Her Own Words ("Diana: en sus propias palabras") será emitido por la cadena de televisión británica Channel 4 este domingo a las 8 pm hora local con motivo del 20° aniversario de la muerte de la princesa de Gales.
"Me mintieron", revela el hermano de la princesa Diana a casi 20 años del funeral
Los videos fueron grabados en el palacio Kensington por el actor Peter Settelen, quien fue contratado por Lady Di entre 1992 y 1993 para entrenarla a hablar en público.
Las imágenes, que jamás fueron emitidas en Reino Unido, reavivaron una vieja controversia acerca de los límites entre la vida pública y privada de las celebridades en general y de Diana en particular.
Diana con un ramo de flores en 1997.Derechos de autor de la imagenJOHN STILLWELL / PA
Image caption
Diana fue una de las mujeres más fotografiadas del mundo.
La princesa murió a los 36 años en un trágico accidente automovilístico junto con su pareja "Dodi" Al Fayed, mientras eran asediados por periodistas en una persecución a alta velocidad por las calles de París en 1997.
¿Qué dicen las grabaciones?
La Policía Metropolitana de Londres se hizo con las polémicas cintas luego de una redada en la casa del ex mayordomo real Paul Burrell en 2001.
En aquel entonces, la prensa informó que su contenido era tan sensible que la fiscalía aceptó no usarlas durante el juicio a Burrell, quien fue absuelto meses después.
Sin embargo, las filmaciones fueron devueltas a Settelen recién en 2004, luego de una disputa legal con el hermano de Diana, el conde Charles Spencer, quien afirmaba que pertenecían a la familia.
En las grabaciones, Lady Di cuenta detalles sobre cómo conoció al príncipe Carlos y de la vida sexual durante su matrimonio.
También habla de cómo lo confrontó al enterarse del romance que mantenía con Camilla Parker Bowles, la actual duquesa de Cornwall.
Cientos de miles salieron a las calles a presenciar el cortejo fúnebre de Diana.
Image caption
Cientos de miles salieron a las calles a presenciar el cortejo fúnebre de Diana.
Diana habló públicamente sobre este tema en una famosa entrevista realizada por el programa Panorama de la BBC donde el periodista Martin Bashir le preguntó si Parker-Bowles influyó en la ruptura de su matrimonio y la princesa respondió: "Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado".
Fragmentos de las controversiales filmaciones fueron emitidas a fines de 2004 por la cadena estadounidense NBC y, según consta, la BBC planificaba mostrarlas en 2007 en un documental sobre el 10° aniversario de la muerte de Diana, pero luego descartó el proyecto.
"Obsceno e inmoral"
"Esto no pertenece al domino público", dijo Rosa Monckton, amiga de Diana, al diario británico The Guardian sobre las cintas.
"Es una traición a la privacidad de ella y de su familia", afirmó Monckton, agregando que las grabaciones probablemente hagan daño a los hijos de Diana y Carlos, los príncipes William y Harry.
Los recuerdos de la última llamada de la princesa Diana que persiguen a los príncipes William y Harry
El ex vocero real Dickie Arbiter dijo a la BBC que las filmaciones "fueron grabadas en privado como parte de las clases de entrenamiento".
"Todo lo que se hace a puertas cerradas es privado", sentenció.
Diana con Harry y William.Derechos de autor de la imagenMARTIN KEENE / PA
Image caption
Rosa Monckton, amiga de Diana, piensa que las grabaciones pueden herir a los príncipes William y Harry.
Por su parte, la biógrafa real Penny Junor agregó: "Creo que es bastante obsceno y francamente inmoral que estén mostrando esto".
"Cuando Diana las grabó... su matrimonio acababa de terminarse, acababan de separarse. Ella estaba muy mal", dijo.
"Un documento histórico"
En una entrevista con la BBC, el abogado de Settelen, Marcus Rutherford, reconoció que la idea original de las grabaciones era que fueran documentos privados.
Pero, agregó, "en el proceso" judicial esa intimidad "se perdió", ya que fueron vistas por la policía y la familia Spencer, entre otros,
"No pienso que sea correcto decir que hoy, 20 años después de su muerte, sigan siendo privadas", afirmó.
Según Rutherford, Diana tenía claro que no estaba hablando con "un sacerdote, un abogado, un doctor o un terapeuta", sino con Settelen "de forma abierta y sincera".
Mujer mira imágenes del casamiento de Carlos y Diana.Derechos de autor de la imagenEPA
Image caption
La cadena Channel 4 promociona el nuevo documental diciendo que retrata a Diana en su estado "más sincero, natural y carismático".
"Está claro que cuando grabó estas cintas ella quería que el mundo supiera lo que estaba pasando", estimó el abogado en referencia a la separación de la pareja real.
Ralph Lee, subdirector creativo de Channel 4, describió las filmaciones como "un documento histórico asombroso", que permite "crear un nuevo retrato de Diana".
"20 años es una cantidad significativa de tiempo para traer a la luz algo así y ser emitido", dijo a la BBC.
Un vocero de Channel 4 agregó que las personas mencionadas en las grabaciones pertenecen al "registro público" y que las imágenes son "un acercamiento único a Diana preparándose para lograr una voz pública y contar su propia historia personal".