La nueva moda es en la MTA es: “No bills accepted - Out of Service”, está afectando a los Neoyorkinos.
La nueva moda es en la MTA es: “No bills accepted - Out of Service”, está afectando a los Neoyorkinos.

Por José Zabala

New York- La nueva moda es en la MTA es: “No bills accepted - Out of Service”, está afectando a los Neoyorkinos. Estos problemas que a diario se ven en las estaciones del tren, mantienen a muchos ciudadanos molestos. La Crisis de la MTA llega a las máquinas dispensadoras de Metro Card, principalmente en las estaciones donde no hay estafetas con personal disponible y solo existen las maquinas que dispensan las Metrocards.
Vemos con frecuencia, que las maquinas, en el momento más crucial no aceptan efectivo, en billetes o monedas, y solo una maquina acepta transacciones con una tarjeta de crédito y débito, simplemente dicen fuera de servicio.
En rara oportunidad en la que encontramos a una persona en la estación de servicio si está habilitada, y solicitamos de su ayuda, la contestación inmediata sin mirar a la persona que pide la ayuda, y sin saber si entiende el idioma o no, es: "Go to the machine". Waoo! Tengo que caminar a la otra estación.
Los residentes de la gran urbe, cuyo principal vehículo de transportación es el subway, están en busca de respuesta. Sabemos que la MTA, no depende de la ciudad de New York, pero alguien debe ponerle asunto a este terrible problema, tan inmediato como las reparaciones y la modernización del metro.
Me preocupa, y puedo decir, sin temor a equivocarme que esta situación está afectando a los más pobres. No todos tienen tarjetas de crédito o débito. Por ende, pierden el tren disponible para poder llegar a tiempo a su trabajo, obligándolos a trasladarse a otra estación para poder comprar o recargar su metrocard.
En vista de todos los problemas que tenemos con la transportación pública de la ciudad, el retraso de los trenes que cada día pasan menos, incluyendo los astronómicos precios, que suben constantemente, situaciones como esta de: No Bills Accepted- Out of Service, es inaceptable, porque trae como consecuencia que el usuario gaste más de lo previsto, y encima corra el riesgo de llegar tarde a su trabajo.
Debemos señalar que los residentes de la ciudad de New York, conocen perfectamente la ley que conllevan a una penalidad por violar las reglas del uso del transporte público sin pagar. Y como buenos ciudadanos prefieren buscar la estación más cercana para realizar su transacción para no entrar sin pagar saltando al tren.