El sector turístico proyecta inversiones multimillonarias en el polígono central y el Malecón de Santo Domingo, con la apertura de cuatro hoteles, pero antes hay que desarrabalizar el lugar abandonado a su suerte durante varios años.

Así lo considera el presidente de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, Roberto Henríquez, quien sugiere la demolición de dos grandes torres en construcción y abandonadas desde hace varios años, frente a la Plaza Güibia, porque presentan una imagen de quiebra en la zona.
De igual modo, estima hay que obligar a limpiar los solares baldíos, iluminar la George Washington y sacar de manera definitiva los camiones de esa vía, debido a que constituyen un peligro para quienes visitan esa plaza.
De igual modo, estima, hay que recuperar varios establecimientos comerciales que se fueron a la quiebra, desde el parque Fray Antón de Montesinos hasta la Abraham Lincoln, precisamente por el abandono a que fue sometido el Malecón.
Señala que los dos edificios, que se destacan como moles frente a la Plaza Güibia, presentan la peor cara del Malecón, por lo que debido a los años que tiene paralizado, dudas que puedan ser recuperados.
“Esos edificios los que albergan en la parte baja es a un grupo de drogadictos, prostitución y otros males, que alejan a los visitantes y la inversión”, dijo.
Destaca la labor que desarrolla el alcalde del Distrito Nacional, David Collado, por recuperar el Malecón, donde actualmente interviene la acera ampliándose y colocando los bancos de manera que el visitante se siente de frente al mar.
Sostiene que los hoteleros respaldan ciento por ciento la labor del alcalde del Distrito Nacional, David Collado por devolver al Malecón el esplendor que lo caracterizó en décadas pasadas.
“La ciudadanía tiene que apoyar al alcalde, porque las intenciones que tiene son realmente las mejores para recuperar la ciudad de Santo Domingo”, estima.
Indica que cuentan con cuatro grandes propiedades en el Malecón, que han hecho fuertes inversiones en recuperación de sus edificaciones, así como la apertura del Centro de Convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que indica que todavía hay esperanza en esa zona de Santo Domingo.
Señala que existen grandes expectativas de inversiones en tres puntos clave de la ciudad como son el Malecón, la Ciudad Colonial y el Polígono Central.
“Pero el Malecón no lo para nadie y su recuperación tiene que ser definitiva”, expone el dirigente de los hoteleros de Santo Domingo.
Advierte que una vez sea recuperada esa zona y se rescaten los establecimientos comerciales, las plusvalías de las edificaciones y apartamentos que se encuentran abandonados sería inmensa.
Destaca la gran cantidad de turistas que llegan a Santo Domingo en cruceros y que ya copan la Ciudad Colonial dejando grandes divisas para el país.
Expone que en esa zona serán abiertos nuevos hoteles, con una calidad de primera y un turismo gastronómico envidiable, pero además un turismo de salud al más alto nivel.
Informó que para los próximos dos años se proyecta construir cuatro o cinco nuevos hoteles.