De la cuenta de un banco suizo que recibía dinero de Odebrecht para financiar la campaña electoral d

De la cuenta de un banco suizo que recibía dinero de Odebrecht para financiar la campaña electoral de la destituida presidenta brasileña Dilma Rousseff se destinaron recursos para República Dominicana, Panamá y Angola, según el diario O Globo.

La información se desprende de los mensajes intercambiados entre el publicista Joao Santana, titular de esa cuenta, y un gerente del Banco Heritage que tenía a su cargo la denominada cuenta Shellbill.
Los documentos muestran que el gerente falsificó, varias veces, la dirección del Banco Heritage para que fuese comprobado el origen de los recursos, debido a sus altas dimensiones.
En octubre del 2015, los depósitos de Santana alcanzaban los US$21 millones, de acuerdo a la información publicada por O Globo, en la que también se precisa que de esa cuenta salieron diversos pagos offshores a paraísos fiscales.
Asimismo, el gerente bancario cita en sus mensajes que en 2014 se hicieron diez depósitos de US$500,000 procedentes de la República Dominicana.
Santana, quien fue condenado a ocho años de prisión por su vinculación con los actos de corrupción cometidos entre Odebrecht y la estatal Petrobras, fue asesor de campaña del presidente Danilo Medina en 2012 y 2016.
En declaración al Tribunal Superior Electoral (TSE) sobre el proceso que se lleva en contra de Rousseff, el ex ejecutivo de Odebretch, Fernando Migliaccio, afirmó que esa empresa pagó por campañas electorales que dirigió Santana en seis países, incluyendo, además de los tres mencionados, a El Salvador, Argentina y Venezuela.
Hermetismo en RD. Las informaciones que se conocen sobre la operación Lava-Jato y sus vínculos con el país es a través de los medios internacionales, básicamente los brasileños.
El Ministerio Público tiene una investigación abierta para determinar los beneficiarios de los US$92 millones pagados como soborno por el consorcio brasileño para conseguir obras públicas, pero poco se sabe. Durante esas pesquisas se han interrogaro a 19 funcionarios y exfuncionarios, y se espera la validación de un acuerdo mediante el cual Odebrecht resarciría al país con US$184 millones por el pago de sobornos.