La actuación de Beyonce  dejó a todos boquiabiertos. Fuente externa.
La actuación de Beyonce dejó a todos boquiabiertos. Fuente externa.

POR MÓNICA TIRADO (HOLA USA)

Sin duda, la actuación de Beyoncé en la 59ª edición de los GRAMMY fue algo de lo más esperado por todos, tanto por los famosos como por sus fanáticos. Para hacer de este momento algo único, Tina Knowles, madre de la cantante apareció sobre el escenario para presentar a su hija y le dedicó unas hermosas palabras.

La señora Knowles dio paso a una de las presentaciones más memorables de las que se tenga registro en los GRAMMY. ‘Queen Bey’ apareció ataviada como si se tratara de una diosa; de pies a cabeza estaba vestida con un atuendo en dorado y en la cabeza llevaba una corona con rosas doradas.
Esta presentación fue sumamente especial para la intérprete, pues era la primera vez que se presentaba desde que anunció su segundo embarazo. Como previamente se había anunciado, el show de la cantante fue más pausado que en otras ocasiones, pero no por ello dejó de ser asombroso.
Con la tecnología más avanzada, Beyoncé bailó acompañada por una treintena de bailarinas, que la seguían y como si se tratara de una divinidad. La cantante empezó su presentación con Love Drought y la cantó sobre una mesa, sentada en una silla, que por segundos mantuvo a todos al filo de sus asientos, pues el mueble se hizo lentamente hacia atrás.
El escenario del Staples Centre se llenó de flores, pétalos y velos. El público enmudeció mientras contamplaban con fascinación la espectacular producción del show y disfrutaban del tema Sandcastles. En todo momento, las bailarinas de 'Bey' cuidaron sus movimientos y ella evitó hacer movimientos bruscos, e incluso cantó sentada en una silla.
Al final de su mágica actuación, 'Bey' mandó un tierno beso a las primeras filas. ¿Quiénes estaban ahí sentados? Nada más ni menos que su esposo, el rapero Jay Z, quien no dejaba de aplaudir y estaba visiblemente emocionado.
A su lado, se encontraba su hermosa hija, Blue Ivy, de cinco años de edad, que en unos meses se convertirá en hermana mayor. Las cámaras enfocaron a algunos famosos, entre ellos a Jennifer Lopez, quien estaba conmovida hasta lás lágrimás.