Miguel Vargas y Danilo Medina en acto de proclamación.
Miguel Vargas y Danilo Medina en acto de proclamación.

A seis días de la celebración de nuestra Independencia Nacional, la fecha más trascendental de la vida republicana, estamos aquí para escribir otra página extraordinaria de nuestra historia: hoy proclamamos como candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano a Danilo Medina.

Este día será recordado como fuente de inspiración para las generaciones por venir. Tenemos una democracia estable. Sin embargo, hay que reconocer que aún existen retos importantes que debemos afrontar, para lo cual concebimos este Acuerdo de Gobierno Compartido de Unidad Nacional, que responde al clamor de la mayoría del pueblo dominicano.
Este Acuerdo cristaliza una alianza histórica, en la que el PRD hace suya la candidatura presidencial de Danilo Medina, en el marco de un compromiso de transformación profunda de la sociedad y del Estado dominicano.
Este Acuerdo plantea importantes reformas estructurales. Incluye temas programáticos fundamentales y también contempla nuestra participación en el ámbito municipal, congresual y del gobierno central.
Tenemos el compromiso de promover el fortalecimiento institucional, mediante la Reforma del Estado para hacerlo más eficiente, más transparente, más descentralizado y más cercano a la gente.
Danilo Medina y yo estamos comprometidos a promover la inclusión social como eje fundamental de este Acuerdo, para lo cual proponemos la implementación de una serie de políticas públicas que harán de nuestro país una sociedad más justa, democrática, igualitaria y solidaría. Esto implica acciones para erradicar la pobreza extrema, disminuir la pobreza, fortalecer la clase media y así elevar la calidad de vida de los dominicanos.
Tenemos el compromiso de instrumentar una inmediata y ambiciosa política de mejoramiento y ampliación de los servicios públicos. Convinimos en realizar un inmenso esfuerzo público-privado para que los servicios de agua, alcantarillado, energía eléctrica, basura, transporte, carreteras y comunicaciones, sean eficientes y accesibles para todos. En este Acuerdo nos planteamos también la necesidad de avanzar en un pacto nacional por la seguridad ciudadana que procure la puesta en marcha de un plan integral que garantice la paz y el sosiego de la familia dominicana.
Estamos convencidos de que solamente con este Acuerdo, y con la firme voluntad de nuestros partidos de trabajar juntos, es posible hacer frente a los grandes desafíos y oportunidades que se nos presentan hoy. La mayoría de los dominicanos reconoce que el Presidente Danilo Medina entiende los problemas del país y se empeña en resolverlos.
Lo que mejor valoramos los dominicanos del Presidente Medina es su práctica cotidiana de acercarse a la gente sencilla del pueblo y escuchar directamente sus preocupaciones y sus propuestas. En la militancia y en la dirigencia del PRD pensamos de igual manera. Señor Presidente, en su discurso del pasado 31 de enero usted dijo que durante su gobierno se ha hecho mucho, pero agregó: “Vamos por más”.
De eso justamente se trata nuestro Acuerdo de Gobierno Compartido de Unidad Nacional: de ir juntos por más. Juntos por más educación. Juntos por más salud. Juntos por más empleos. Juntos por más viviendas. Juntos por más seguridad. Juntos por más soberanía.
Señor Presidente, compañeras y compañeros, pueblo dominicano, ese es el Acuerdo. Primero la gente, siempre con la gente, ese también es el Acuerdo. Es la voz de nuestro líder José Francisco Peña Gómez, que haciendo eco en el presente, marca la ruta hacia el porvenir. Primero la gente, siempre con la gente, también es el sentimiento de nuestro partido, que lo retoma hoy con un candidato presidencial que sigue esos mismos ideales: Danilo Medina.
Como dominicano, como militante y Presidente del PRD, me siento sumamente complacido por el hecho de que durante este gobierno, el Presidente Danilo Medina haya desarrollado esta política de vinculación directa con nuestro pueblo. Visita a la gente en sus casas, en sus lugares de trabajo, en las plazas, en el campo, en las calles, en las escuelas. Y mucho más que hablarle al pueblo, escucha la voz del pueblo.
Como Presidente del Partido Revolucionario Dominicano reafirmo el compromiso que hemos asumido con nuestro país, al promover el Gobierno Compartido de Unidad Nacional que nacerá el 15 de mayo con la abrumadora victoria de Danilo Medina.
El Presidente Franklin Delano Roosevelt, en su Discurso de las Cuatro Libertades, pronunciado el 6 de enero de 1941 ante el Congreso de los Estados Unidos, dijo: Cito: “Nuestra fuerza es nuestra unidad de propósitos. Para tan alto designio no puede haber otro final, salvo la victoria.” Fin de la cita.
Señor presidente Danilo Medina, apreciado amigo, nuestro apoyo es completo, firme y sincero. Cuente con nuestro partido para esa contundente victoria. Llamo a los dominicanos a votar blanco por Danilo Medina en la casilla uno, la casilla del jacho, la casilla del PRD. Vamos a vestir de blanco ese domingo de mayo.
Danilo ganará, y con él, el PRD, el PLD, las fuerzas aliadas, y sobre todo, el porvenir dominicano, la esperanza de los jóvenes y los sueños de todos. Presidente, usted y yo hemos asumido un compromiso histórico. Usted y yo lo vamos a cumplir. Presidente, estamos haciendo historia.
Que viva la República Dominicana. Que viva nuestra Independencia. Que vivan nuestros Padres de la Patria: Duarte, Sánchez y Mella. Y que viva el glorioso Partido Revolucionario Dominicano. Que Dios Bendiga a nuestro pueblo.
DISCURSO DE DANILO MEDINA
Señoras y señores:
Es para mi un gran honor aceptar esta proclamación como candidato a la Presidencia, por parte del Partido Revolucionario Dominicano.
En los últimos meses mi candidatura ha recibido el respaldo de numerosos partidos y movimientos políticos.
El Bloque Progresista se ha hecho cada vez más fuerte con cada nueva adhesión, y a todos ellos les agradezco su confianza y su apoyo.
Sin embargo, recibir el respaldo del presidente y líder del PRD Miguel Vargas, y de todos ustedes, ha sido un hito en nuestra historia democrática.
Quiero, en esta ocasión solemne, agradecer nuevamente a Miguel Vargas y a todos los dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano, su valentía y su madurez política, que nos han permitido llegar a este momento.
Sé que muchos han realizado sacrificios y renuncias para que este encuentro fuera posible y quiero mostrarles hoy mi admiración y respeto por ello.
Y quiero, sobre todo, agradecer a toda la militancia del PRD, que ha sabido mirar más allá del inmediatismo y de las luchas de poder, que ha sabido elevar la mirada, para poner en primer lugar los intereses de la República Dominicana.
A todos ustedes, gracias por recibirme en su casa, gracias por confiarme su voto y por creer en este proyecto conjunto.
Ser al mismo tiempo el candidato del partido del Dr. Peña Gómez y del partido del Prof. Juan Bosch es algo inusual en la historia de nuestro país.
En estos cuatro años han ocurrido muchas cosas que parecían imposibles, y tener unidos a los dos principales partidos de nuestra historia democrática contemporánea es una más de ellas.
Frente a aquellos que solo pueden ofrecer improvisación, nosotros traemos resultados.
Frente a los que solo escenifican división y enfrenamiento, nosotros traemos unión.
¡Todos ustedes, aquí reunidos, son la viva imagen de la unión!
Esta alianza no tiene precedentes, pero no es casual.
Esta alianza tiene una base muy sólida.
Es firme, porque está construido sobre un movimiento real.
Un movimiento de ideas, de acciones y un programa de gobierno que lleva 4 años transformando la República Dominicana.
Un programa de gobierno que está poniendo “primero a la gente” como prioridad del país, como diría el Doctor José Francisco Peña Gómez.
Ambos partidos hemos tenido nuestras diferencias, pero también hemos compartido una misma lucha. La lucha por la democracia, por la justicia y por la libertad de nuestro pueblo.
Y ahora, que recibimos su respaldo para un nuevo periodo de gobierno, vamos a consolidar definitivamente este modelo de gobierno para y por la gente.
Vamos a trabajar hombro con hombro por la construcción de una mejor República Dominicana, para todos y todas.
Estamos uniendo cada vez más voluntades, porque nuestro proyecto ilusiona.
Porque conecta con esa parte de cada dominicano y de cada dominicana que cree que es posible mejorar, progresar y crecer.
Saben que el cambio es posible porque lo están viendo.
Saben que el cambio es posible porque, de hecho, ya lo están viviendo.
Lo están viviendo en forma de un nuevo modelo productivo con más crecimiento económico y más derechos sociales.
Lo están viviendo en forma de cientos de miles de empleos creados.
Lo están viviendo en forma de educación pública de calidad.
Lo están viviendo en forma de salud pública y seguridad social.
Lo están viviendo en forma de vivienda digna, que se está construyendo más que nunca.
Lo están viviendo con cientos de familias que entran en la clase media.
Vamos a ganar en mayo, y en los siguientes cuatro años vamos a consolidar definitivamente este proyecto de nación.
Compañeras y compañeros,
Yo les digo que el trabajo de verdad comienza a partir del 15 de mayo.
Porque las elecciones las vamos a ganar para seguir cambiando el país. Y lo vamos a conseguir, con nuestro esfuerzo constante durante los próximos cuatro años.
Y con propuestas concretas para mejorar la vida de los dominicanos y dominicanas.
Durante esos cuatro años vamos a continuar reduciendo la pobreza.
Entre 2016 y 2020 crearemos otros 400,000 mil puestos de trabajo formales y decentes, especialmente para los más jóvenes.
Aumentaremos también la cobertura de la seguridad social hasta el 80% de la población total, incluyendo el 100% de la población de menores ingresos.
Vamos a impulsar la construcción de decenas de miles de viviendas asequibles para nuestra gente.
Entre 2016 y 2020 continuaremos ampliando el 9-1-1.
Y pronto crearemos también el primer centro del país para dar atención integral a las mujeres dominicanas.
Además, como ya anuncié, pondremos en marcha la iniciativa República Digital, para que nuestro país se ponga a la cabeza de las nuevas tecnologías en la región.
Comenzaremos implementando el programa Banda Ancha para todos, para garantizar el acceso a internet en todo el territorio nacional.
Y pondremos en marcha también la iniciativa “Un alumno una computadora, un maestro una computadora”, para así dotar a nuestros jóvenes de todas las herramientas necesarias en la era de la información.
Nuestro programa incluye también la creación de centros tecnológicos de información y comunicación, para promover la innovación, y programas específicos para apoyar a las mipymes en su inserción a la economía digital.
Amigas y amigos,
Nuestro pueblo ha recuperado al fin la confianza en sí mismo y en sus propias capacidades para progresar.
Esa confianza es contagiosa, es lo que nos mueve, lo que nos inspira, las que nos guía en el camino a seguir.
Esa confianza se basa en todo lo que hemos conseguido hasta ahora. Y nos abre el camino para todo lo que podemos lograr en el futuro.
Quiero que cada uno de nosotros salga de aquí motivado para trabajar en esta campaña.
Quiero que todos me acompañen y que salgamos a conseguir los votos que necesitamos para el 15 de mayo.
¡Vamos por todos los votos!
Porque no hay simpatizante demasiado seguro como para darlo por sentado.
Y porque no hay opositor demasiado convencido como para no llegar y hablar con él de nuestras propuestas de gobierno compartido.
Vayamos por todos los votos, porque estamos en campaña.
Pero quiero, sobre todo, que vayamos a propagar confianza, esperanza y alegría
Confianza, esperanza y alegría es lo que necesitaremos del 16 de mayo, al 16 de agosto de 2020.
Porque lo que estamos haciendo es transformar el país.
Porque lo que vamos a seguir haciendo es transformar el país.
Y para eso necesitamos del entusiasmo y la participación de todos.
Amigos y amigas perredeístas.
No estamos juntos por casualidad, ni por oportunismo.
Estamos juntos, por convicciones, por propósitos, por el deseo de trabajar para superar las condiciones de vulnerabilidad de las personas.
Y ese ha sido nuestro objetivo desde el primer día: Transformar la vulnerabilidad en fortaleza y bienestar para las familias, en todos los lugares del país.
Garantizar, diariamente, condiciones de vida dignas para las personas, que les permitan ser verdaderamente libres.
Y lo hacemos tanto en lo más grande como en lo más pequeños, porque tenemos ese principio siempre en nuestro corazón.
Por eso, cuando pensamos en construir o remodelar un hospital, pensamos primero en los pacientes, y nos aseguramos de que las habitaciones tengan solo dos camas y las instalaciones sean dignas.
Cuando pensamos en las madres y sus hijos, decidimos protegerlos desde el primer día, con la creación de estancias infantiles gratuitas y de primera calidad.
De la misma forma, pensamos en nuestros jóvenes y sabemos que lo que necesitan son oportunidades para estudiar y luego trabajar.
Por eso estamos ampliando la formación técnica en todo el país y dinamizando sectores que generan miles de empleos, como el turismo y las zonas francas.
Pensamos también en la gente del campo, por supuesto, y ustedes saben bien que les estamos llevando proyectos productivos transformadores, para que no pasen dificultades ni vivan más a expensas de los favores de nadie.
Esa es la misma razón que nos llevó a sacar a más de 800,000 personas de las tinieblas del analfabetismo.
Y la que nos impulsó a poner en marcha el proyecto más ambicioso para la construcción de viviendas populares de los últimos 50 años.
Es el mismo objetivo que nos lleva a sustituir caminos polvorientos por carreteras asfaltadas y a modernizar el transporte público, con obras como el nuevo tramo del metro y el Teleférico de Santo Domingo que se construye y estará listo en esta gestión de Gobierno, para servir de transporte a las personas que viven a las orillas de los ríos.
Hacemos todo esto, amigos y amigas, porque queremos ciudadanos y ciudadanas que puedan salir a la calle con la cabeza bien alta, con la sonrisa en el rostro y con confianza en sus corazones.
Padres y madres felices, que tienen garantizada la alimentación y educación de sus hijos. Que cuentan con un seguro de salud, que viajan a su trabajo cómodamente.
En definitiva, ciudadanos educados, sanos, informados, capaces de tomar las riendas de su destino y el de nuestro país en sus manos, y de construir la nueva República Dominicana que queremos.
Esa es para mí la verdadera justicia, la justicia social que no permite que haya ciudadanos de primera y segunda clase.
Esa es la verdadera política, la que transforma la vida de la gente, la que se refleja en la dignidad y libertad de todo un pueblo.
Ese es el sueño que compartimos y que nos sigue llenando de esperanza día a día, porque sabemos que es posible y que se está haciendo realidad.
No les quepa duda, vamos a seguir construyendo este sueño, vamos a seguir transformando nuestro país.
Sobre todo, vamos a seguir dibujando sonrisas en el rostro de las dominicanas y los dominicanos.
Los invito a acompañarnos en este camino.
Que viva la República Dominicana!
Que viva el Partido Revolucionario Dominicano!
Que viva el Bloque Progresista!
Que viva el Partido de la Liberación Dominicana!
Que viva el Pueblo Dominicano!
Muchas gracias!