Michael Flores Ozuna, de 27 años, era conocido como 'Monkey Black'. / ALOFOKEMUSIC.NET.
Michael Flores Ozuna, de 27 años, era conocido como 'Monkey Black'. / ALOFOKEMUSIC.NET.

elcomercio.es

Leonardo Michael Flores Ozuna, más conocido como 'Monkey Black', era "un artista urbano", así se definió en varias entrevistas. El pasado miércoles su arte se apagó para siempre.

El joven rapero dominicano, de 27 años, fue asesinado tras una disputa con dos hombres, de etnia gitana, por motivos que todavía no están claros, en un bar del barrio barcelonés de Sant Adrià del Besòs, donde vivía desde que en 2009 decidiera viajar a España para internacionalizar su carrera musical.
En la Ciudad Condal se casó, y continuó grabando algunas canciones.
Su carrera musical había comenzado tres años antes en República Dominicana con el tema 'Tienen miedo'
El joven exponente de otros temas como 'Capea el Douh' y 'El Sol, la playa y tro de vaina', del que hizo un remix con el conocido rapero estadounidense Pitbull, recibió siete puñaladas.
Una de ellas en el tórax y otra en el costado, que le costaron la vida. Los Mossos d'Esquadra buscan a dos hombres, que huyeron del local donde se produjo el incidente, dejándose un móvil.
En el lugar de los hechos han sido colocadas velas y flores en recuerdo del músico, que ha despertado una oleada de solidaridad en las redes sociales.
'Monckey Black' era un ídolo en su país. Las cosas no le iban del todo bien en España, según ha comentado en una entrevista Santiago Matías, de Alofoke, un conocido portal musical dominicano. Habían intentado convencerle de que volviese a su país, a recuperar el éxito y la fama que allí dejó. Su carácter le trajo problemas.
En febrero, la Guardia Urbana de Badalona le detuvo por disturbios en la calle y, pocos días después, era expulsado de una conocida discoteca de la ciudad, donde montó un espectáculo.
El rapero se había divorciado recientemente, por lo que vivía una época personal complicada. Leonardo seguía sin querer regresar a su país. Ya no podrá jamás.